Saltar al contenido

La prueba de la cebolla

Hoy venimos con una prueba que data de la antigua Grecia y demuestra lo poco que se sabía antiguamente sobre medicina o de simple anatomía humana.

Cuando lees cosas como esta prueba saber por qué a los médicos siempre se les ha llamado "matasanos"

Orígenes de la prueba de la cebolla

Prueba de la cebolla
Prueba de la cebolla

La autoría de esta prueba se le atribuye a Hipócrates (si, el del juramento), en el siglo IV a.C. y se basaba en el convencimiento de que el cuerpo de la mujer estaba abierto, es decir, la vagina se conectaba de alguna forma con la boca y que se cerraba cuando quedaba embarazada.

¿Cómo se hace la prueba?

El funcionamiento de la prueba era muy sencillo aunque también bastante bárbaro. Se trataba de introducir en la vagina de la posible embarazada una cebolla (o cualquier otro vegetal oloroso) y esperar al día siguiente. Si al día siguiente la mujer tenía aliento a cebolla, es decir tenía el vientre abierto, es que no estaba embarazada.

En caso de que no tuviese aliento es que estaba embarazada porque tenía el "vientre cerrado"

Recomendaciones

Supongo que nadie en su sano juicio realizaría esta prueba, pero por si acaso lo aviso:

No realizar nunca esta prueba

Hablamos de este test de embarazo para saber cómo se hacían en la antigüedad y apreciar todo lo que ha avanzado la ciencia en este tiempo, pero no se os ocurra realizarla en casa. Podeis provocaros alguna herida o infección con la que terminéis en urgencias.

Realmente, ninguna de las pruebas de embarazo caseras desde la antigua grecia hasta principios del siglo XX tuvo ninguna base científica. No fué hasta que se descubrieron las hormonas y su presencia en la orina hasta que empezaron a aparecer las primeras pruebas con base cietífica como la prueba de la rana o el conejo.

¿Quieres saber si estás embarazada? Pasate por nuestro test online de embarazo y sal de dudas
Resumen
Fecha de la revisión
Articulo revisado
La prueba de la cebolla
Puntuación del autor
51star1star1star1star1star